El ministro de la presidencia Yerko Nuñez anuncio mano dura contra saboteadores de la cuarentena

Gonzalo Pérez Bejar

Como consecuencia de la conducta de algunos sectores de la población que incumplen las restricciones y normas de seguridad sanitaria de la cuarentena, el Gobierno de la presidenta constitucional de Bolivia, Jeanine Áñez, analiza la posibilidad de aplicar medidas más duras y restrictivas para evitar que la gente salga de sus domicilios en este período de prevención contra el coronavirus.

Ese fue el anuncio que dieron, por separado, los ministros de la Presidencia, Yerko Núnez, y el de Obras Públicas, Iván Arias.

Núñez hizo esa declaración en una conferencia de prensa, realizada en el hall de La Casa Grande del Pueblo, en la que puntualizó que en el gabinete extraordinario, previsto para mañana, se determinarán las nuevas medidas para evitar la propagación de la enfermedad.

“Informamos que mañana, a las 09.30, está planificada una reunión de gabinete para analizar cuáles serán las nuevas medidas que el Gobierno nacional aplicará en esta batalla contra el virus”, afirmó la autoridad.

Horas antes, en una entrevista con la Red Unitel, el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, aseguró que en la mencionada reunión se analizarán varias propuestas para que las normas de prevención contra el COVID-19 sean más estrictas.

“Tenemos que aplicar medidas duras y al mismo tiempo concienciar a la gente”, sostuvo, a tiempo de mencionar, por ejemplo, que una de esas resoluciones sería poner restricción al desplazamiento de las personas en determinados días a través del control de los números del carnet de identidad, similar al que se le hace a los vehículos.

“Hay que apelar a la conciencia, estamos analizando en el gabinete la posibilidad de aplicar las restricciones al igual que con los vehículos. Para ello usaremos los dígitos del carnet, es decir, si el número de la persona termina en uno o dos no transita el lunes, el 3 y 4 no lo hace el martes y así sucesivamente¨, indicó en la entrevista.

Esta y otras medidas serán evaluadas ante la indisciplina de algunos ciudadanos que no obedecen la emergencia sanitaria, reflexionó la autoridad de gobierno, criticando la indiferencia de mucha gente que vive en El Alto, la zona Sur o en áreas rurales en las que no se “toma en serio” el brote de esta pandemia.

“Joven, señor, cualquiera de estos días, cuando alguno de sus familiares se enferme y esté en situación grave (ojalá que no suceda), usted no podrá visitarlo. Y lo peor: si muere ni siquiera podrá enterrarlo, esa es la tragedia que provoca esta enfermedad”, enfatizó.

Desde el domingo, Bolivia se encuentra en cuarentena total debido a la propagación del virus, que ya tiene, hasta el momento, a 29 personas afectadas. Se recomienda a la población que no salga de sus hogares, y si lo hace que sea en los horarios establecidos y en circunstancias que lo ameriten.

linkedin