El gobernador Zenón Pizarro (La Patria)

BOLIVIA
El gobernador de Oruro, Zenón Pizarro, insistió hoy en la necesidad de que el Gobierno central declare toque de queda para, de esa manera, evitar la propagación del COVID-19.

“No es una reivindicación cualquiera, estamos hablando de nuestra salud, de nuestras vidas. Nos referimos al bienestar de los seres humanos, tenemos que tomar medidas de acción necesarias”, anunció en declaraciones a Bolivia TV.

Para la autoridad departamental lo que se vive en la actualidad con la pandemia “es una guerra”, porque ocasiona la muerte de miles de personas en todo el mundo.

Bolivia no es la excepción: hasta el momento, de acuerdo con el último reporte del Ministerio de Salud, existen 32 ciudadanos portadores de la enfermedad en el país, de los cuales ocho se encuentran en Oruro.

En ese sentido, demandó que el Ejército salga a las calles a controlar la circulación de las personas, de todas aquellas que no hagan caso a las disposiciones de la cuarentena nacional y seguridad sanitaria.

“Las Fuerzas Armadas tienen que estar en las calles”, sostuvo la autoridad.

linkedin