El gobernador chuquisaqueño Esteban Urquizu cumple detención preventiva por incumplimiento de deberes

Eliana Uchani

El gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu, anunció que renunciará a su cargo para dedicarse al cuidado de su familia. Está previsto que en los próximos días se oficialice su dimisión mediante la remisión de una nota a la Asamblea Legislativa Departamental.

José Luis Cuéllar, un primo de la autoridad departamental, fue quien dio a conocer la decisión que asumió Urquizu, tras sostener una reunión con su familia este fin de semana.

«Es una decisión que el hermano Gobernador tomó en coordinación con sus allegados, está pasando por una situación desesperante dentro del penal. El problema del coronavirus lo tiene impaciente con relación al cuidado de su familia, por estar en cuarentena total. Tememos por su salud», afirmó Cuéllar.

Cuéllar aseguró que, en el transcurso de los próximos días, Urquizu presentará su carta de renuncia irrevocable ante la Asamblea Legislativa Departamental. Además, de forma paralela, enviarán una solicitud de acción de libertad ante el Órgano Judicial.

El asambleísta departamental Eusebio Cordero recordó que esta no es la primera vez que Urquizu anuncia su dimisión, porque dijo lo mismo hace un tiempo, pero después se retractó.

«Por lo tanto, mientras no se tenga una renuncia escrita por parte de la autoridad su versión no será creíble. El anuncio que hizo carece de seriedad», declaró el asambleísta a medios locales.

Por otra parte, Cuéllar manifestó que la detención del actual Gobernador es injusta, debido a que se lo procesó por un delito leve como lo es el abandono de funciones. La autoridad chuquisaqueña se encuentra recluida en la cárcel de San Roque desde el 5 de diciembre.

linkedin